Hablemos de flores para bodas


Adoro las flores y creo que son importantes a la hora de decorar cualquier evento, más aún si hablamos de bodas, con las flores se pueden conseguir grandes efectos decorativos, aportan color y elementos naturales a los interiores. Tanto si pensamos en los elementos florales más básicos de la celebración, como el ramo de la novia, como si queremos que la decoración floral sea importante en el conjunto de nuestra boda debéis tener en cuenta unas consideraciones básicas a la hora de elegir la flor más adecuada. En post próximos hablaremos de los elementos florales concretos; centros, ramos, coronas, etc, pero hoy quiero hablaros de flores.

_ DEFINIR EL ESTILO. Es conveniente que los novios miréis fotos y penséis que os gusta y que no os gusta en referencia a las flores. Qué flores os gustan más, cuáles menos y estilos con los que os sintáis más identificados; flores clásicas, silvestres, tropicales, grandes, pequeñas, etc. No es necesario que sepáis sus nombres, pero hacer un pequeño dossier de fotos os será de ayuda y a la florista también. No se trata de hacer una preselección de las flores definitivas que queréis para vuestra boda, sino de tener una idea a cerca de vuestros gustos.

_ LA ELECCIÓN DEL FLORISTA. Cuando sepáis qué estilo os gusta más es hora de elegir la florista adecuada. Si habéis contratado los servicios de una wedding planner deberéis transmitirle vuestras preferencias para que sea ella la que haga la preselección de profesionales acordes a vuestros gustos, necesidades y presupuesto. Si no es así, deberéis ser vosotros los encargados de encontrar a la florista con la que os sintáis identificados. Recordad que el feeling también es importante a la hora de contratar a un proveedor u otro, así que una vez hayáis hecho una preselección de dos o tres, es aconsejable que los conozcáis personalmente.

_ CONFÍA EN LA FLORISTA. Una vez os decantéis por uno u otro proveedor de decoración floral y le hayáis contado todos los detalles de vuestra boda y vuestras preferencias, lo ideal es que le deis cierta libertad creativa. Confiando en ellos y dándoles libertad sacaréis lo mejor de cada uno. Además ellos serán los que mejor sepan qué flores son las más adecuadas en función de la época, la disponibilidad y la calidad en el momento de la compra.

_ FLORES TÍPICAS PARA BODAS. Las flores típicas y más reclamadas para las bodas son las rosas, hortensias, peonías, tulipanes, ranúnculos, claveles, orquídeas y paniculata.

Flores comunes para bodas

_ HAY MILES DE TIPOS DE FLORES. Las flores típicas son a su vez las más vistas, las más utilizadas y las que todo el mundo conoce, sin embargo existen multitud de variedades distintas de flores, no os quedéis con lo más conocido y abrid vuestra mente a otras flores preciosas pero menos comunes en las bodas. Un ejemplo de ellas son las anémonas, dahlias, cúrcuma, jatropha, ornithogalump, scabiosa, etc.

Flores poco comunes para bodas

ESTILO. Elegid las flores y el estilo de la decoración floral acorde al concepto general de vuestra boda, ya os hablé del concepto aquí. El concepto es importante así como la época del año, el lugar de la celebración, la formalidad, etc. Vuestra boda es única y personal y personalizados tienen que ser todos los detalles que la compongan, así que olvidaos de las modas y tendencias y pensar en que las flores transmitan vuestra personalidad.

_ ESTACIONALIDAD. Todas las plantas tienen su estación de floración natural, es en este momento cuando se pueden encontrar en el mercado en su mejor estado. Esto se refleja en la calidad de la flor y en el precio, así que elegid siempre flor de temporada.

_ EL PRECIO DE LAS FLORES. En el mercado existen flores más caras y flores más baratas, pero a la hora de pensar en precios hay que pensar en el conjunto de la decoración y no tanto en la flor en sí. Si una flor es muy económica pero muy pequeña y se debe utilizar mucha cantidad para que el arreglo quede voluminoso, éste se encarecerá, sin embargo, si una flor cara es grande y voluminosa, como es el caso de la hortensia, el número de unidades que haya que utilizar para un arreglo será menor. Por lo tanto hay que pensar en conjunto y en combinar flores más grandes con otras más pequeñas y que unas compensen a las otras en el resultado final y en el presupuesto final.

_ LOS VERDES. Hablamos de verdes cuando nos referimos a las hojas que sirven de relleno en un arreglo floral, y hay que tenerlos en cuenta y darles la misma importancia que a las flores. Los hay de muchos tipos y matices, más oscuros, más claros, de hoja grande, de hoja pequeña, etc. Ayudan a dar volumen y forma a los arreglos y también a abaratarlos si se utilizan en mayor medida que las flores.

_ COLORES. A la hora de elegir el color de las flores hay que tener en cuenta muchas cosas; las combinaciones que más os gusten (monocromáticas, de dos colores o de varios), el lugar donde van a estar colocadas, si es un lugar oscuro habrá que elegir flores de colores más brillantes y viceversa, si lo adecuado es elegir colores cálidos o fríos también en función de dónde vayan a estar y de la época del año.

_ OLORES. Existen flores sin apenas olor y otras en cambio muy perfumadas. Si queréis utilizar flores de olores intensos en vuestra boda hacedlo en la ceremonia, por ejemplo, pero evitadlas en el convite ya que no debemos enmascarar los aromas propios de la comida.

_ ALERGIAS. Tened en cuenta vuestras alergias al polen. Algunas flores tienen mucho polen, otras poco, pero en ningún caso desearéis sufrir un ataque de alergia en vuestra boda ¿verdad? Comentádselo al florista.

_ MAS ALLÁ DE LAS FLORES. En la decoración floral se puede contemplar también la posibilidad de utilizar plantas, las crasas y suculentas cada vez se utilizan más. Los pequeños arbolitos y opciones más originales como las frutas o las verduras, las alcachofas, romanescu o las coles son muy decorativas.

_ LOS RECIPIENTES. Tan importantes como las flores son los recipientes que las portarán. Elegidlos acordes con vuestro estilo y con el estilo de la boda y tened en cuenta que combinen con los colores del arreglo floral.

_ CALENDARIO. Para que os organicéis con tiempo debéis saber que la antelación con la que deberéis contratar a vuestra florista es de seis meses aproximadamente, aunque los detalles más específicos y concretos se determinarán alrededor de un mes antes de la boda.

_ PRESUPUESTO. Marcaros un presupuesto estimado para la partida de las flores de vuestra boda será de gran ayuda a la hora de definir la propuesta. Generalmente, los novios no soléis tener idea de cuanto puede costar este servicio, es normal, es por esto que os paso unos precios meramente orientativos por si os sirve de ayuda. El precio del ramo de la novia va desde los 80€ hasta los 200€. Los centros para las mesas rondan los 50€ y si tenemos en cuenta todos los elementos florales (ramo, centros, decoración ceremonia, coche, prendidos, coronas, etc) el precio total puede ser entre 1.000€ y 3.000€, aunque el límite lo ponéis vosotros, por supuesto.

A priori puede parecer que son muchas cosas las que hay que tener en cuenta a la hora de contratar la decoración floral de vuestra boda, pero este post es meramente orientativo, en realidad lo más importante es elegir a un buen profesional del sector y será éste quien mejor os oriente y os aconseje sobre todos estos aspectos.

 

¿QUIERES QUE TE AYUDE A DISEÑAR Y ORGANIZAR TU BODA?

¡PONTE EN CONTACTO CON BUENA C!

 

Share

Deja un comentario


Buena C

Ideas y buen hacer